orgullosa por siempre

Los padres de Natacha entre la oscuridad de la incertidumbre y la luz de esperanza por encontrar a Natacha.Foto: Sabine Verhelst. Puesta del sol desde el hotel Kuntur Wassi, Cabanaconde. 

UN DÍA MÁS SIN NATACHA, LA TURISTA BELGA DESAPARECIDA EN EL COLCA

Del dolor a la frustración y amargura de los padres.

Publicado: 2022-05-16

Natacha de Crombrugghe, desde el pasado 24 de enero, lleva más de 80 días de desaparecida en Cabanaconde, Caylloma, Arequipa. La búsqueda durante el primer mes del hecho fue con un gran despliegue de policías y rescatistas de montaña, sin embargo, no dio ningún resultado. Al no encontrarse pistas o evidencia alguna, la investigación policial tampoco es efectiva, más aún cuando el criterio es el de esperar encontrar el cuerpo para obtener respuestas.

Los padres de Natacha, Sabine y Erik, que se encuentran en Cabanaconde por segunda vez, a través de un comunicado de prensa, señalaron que en total fueron más de 70 personas, entre equipos de la policía y de rescate de montaña de Huaraz y Cusco, que luego de anunciada la desaparición, desde el 3 de febrero, buscaron a Natacha en el cañón del Colca a lo largo de 495 km.

“Los rescatistas foráneos, al no conocer el cañón del Colca y tampoco coordinar y colaborar con los voluntarios locales que sí conocen muy bien el medio, no obtuvieron ningún resultado, se fueron luego de un mes con las manos vacías” señala Sabine.

La búsqueda de Natacha se complicó más, luego de que en marzo las condiciones climáticas, como la temporada de lluvias, una persistente neblina por dos semanas y un fuerte movimiento sísmico con epicentro local, impidieron la visibilidad y accesibilidad al cañón, lo cual llevó a la Policía suspender la búsqueda.

Los padres de Natacha pidieron investigación penal, pero…

El 6 de febrero llegan a Cabanaconde Sabine y Erik, acompañados por el cónsul belga, con la finalidad de coordinar las acciones de búsqueda. Sabine nos narra:

“De vez en cuando se nos unían el cónsul honorario de Arequipa, el embajador y tres policías belgas. Desde el principio, pedimos que se llevara a cabo una investigación penal. Un equipo de la DIVINCRI vino a reforzar a la policía local. Registraron los hoteles e interrogaron a algunos testigos. Como la aplicación de luminol no detectó ningún rastro de sangre y no hubo indicios, la policía descartó la teoría criminal y detuvo la investigación a principios de marzo”.
“Los belgas investigaron el teléfono móvil y el ordenador de Natacha, pero fue imposible localizarla u obtener información después de las 17.23 horas del 23 de enero, hora en la que envió su último mensaje y se desconectó definitivamente”.

Llama la atención, que únicamente con una prueba de Luminol, que solo sirve para descartar una razón de homicidio, y habiendo otras formas, la policía descarte el móvil de crimen y, por lo tanto, la investigación penal pueda llevarse a cabo.

A finales de febrero los padres de Natacha, confiados en la inicial gran movilización puesta en marcha y por consejo de los policías belgas, regresan a su país, dispuestos a volver al Perú, esperanzados de que tuvieran noticias. Sin embargo, a inicios de marzo Sabine y Erik se enteran por la prensa de que la búsqueda de su hija se había detenido.

Sabine señala:

“A mediados de marzo la policía peruana nos informa de que un nuevo testigo se había encontrado con Natacha en el cañón, y luego de ello sucedió un fuerte sismo que produjo un desprendimiento de tierra. Pedimos a la Policía que confirme la veracidad de este testimonio y que vayan al lugar para averiguar si nuestra hija está enterrada por tierra y rocas. Vivimos en la angustia”.

Es así como los padres de Natacha retornan al Perú el 4 de abril, para estar de cerca en la búsqueda de su hija. Además de las reuniones de costumbre con las autoridades y Policía de Arequipa y Chivay, en Cabanaconde deciden conversar e indagar con los pobladores acerca de información que ayude a saber sobre Natacha.

Al respecto Sabine nos dice:

“Vamos a Cabanaconde para estar cerca de nuestra hija y para recabar información con la población. Todo se sabe en un pequeño pueblo, pero nadie se atreve a hablar”. En consulta con el abogado y la policía, decidimos ofrecer una recompensa de 15.000 dólares para motivar a los habitantes de Cabanaconde a hablar y buscar a Natacha. Colocamos carteles por todo el pueblo, en el cañón, en Chivay y Arequipa, en las agencias de viajes, especialmente, para que los guías y turistas que van de excursión al cañón busquen a Natacha en su camino. El anuncio se difunde en las redes sociales. Pero todavía nada”.
“¿Los habitantes de Cabanaconde tienen miedo o desconfianza de hablar? ¿Por qué?”

¿Y si Natacha está viva, secuestrada en algún lugar?

Esa es una posibilidad para los padres de Natacha. Desesperados, volvieron a Arequipa y aprovecharon la visita del Embajador para reunirse con el General Cayetano y el Coronel Cuadros, de la PNP, encargados de la búsqueda, y con la gobernadora de Caylloma, el resultado fue una promesa de continuar con la búsqueda. También hablaron con el gerente de AUTOCOLCA, autoridad responsable y, por lo tanto, encargada de la señalización, la información y la seguridad de las rutas de senderismo. A principios de mayo, la mencionada entidad envió un equipo de rescate de montaña para buscar a Natacha y a Kevin, el joven peruano que cayó al río al día siguiente de la desaparición de Natacha. Encontraron solo su pantalón.

Por el lado de la Policía, los padres de Natacha fueron acompañamos por dos miembros de la DIVINCRI creyendo que iban a continuar la investigación en Cabanaconde. Pero dos días después regresaron a Arequipa; de otro lado, el dron prometido para buscar en las zonas inaccesibles aún no llega, todos los pedidos reiteradamente hechos por los padres de Natacha para la investigación aún no han sido atendidos.

En lugar de que la Policía deje de lado la posición de que no hubo un móvil criminal en el caso de Natacha, está esperando a la cosecha de maíz, y que el río se retire y se encuentre el cuerpo de ella, para recién así llevar una investigación penal. Sin embargo, todo el mundo, incluida la policía, cree que algo ocurrió en el hotel o en Cabanaconde. Puede que aún esté viva, secuestrada en algún lugar, pero la inacción policial en ese sentido es crítica.

En estos momentos, solo el guía de montaña y conocido rescatista voluntario del Colca (quien encontró el cuerpo sin vida de Ciro Castillo hace 11 años y otros desaparecidos más) continúa la búsqueda con limitados recursos logísticos y económicos, ya que AUTOCOLCA no contempla en su presupuesto estas contingencias, a pesar de los ingresos por cobro de entrada a los turistas que se hace para visitar el cañón, a pesar de la escasez de guías oficiales de turismo en Cabanaconde o de orientadores turísticos locales (que la Gerencia Regional de Turismo, según informe de una Comisión Técnica señalaron que no deben existir). En síntesis, una serie de deficiencias, ineficiencias, irresponsabilidades, despropósitos que van desde la autoridad Regional de Arequipa en materia de turismo, AUTOCOLCA, Policía, municipalidades, incluyendo a los propios empresarios turísticos locales han puesto de manifiesto las condiciones inseguras a las que se exponen turistas que como Natacha vienen a visitar esta hermosa zona de nuestro país.

“Afortunadamente, contamos con el apoyo de nuestros anfitriones del hotel Kuntur Wassi, en Cabanaconde, de amigos peruanos y de la población local. Hoy estamos agotados, tanto moral como físicamente. Seguimos en el punto de partida y dando vueltas en círculos. Esperamos que las autoridades se tomen en serio la investigación y respondan a todas nuestras preguntas. Natacha está en algún lado, no podemos abandonarla. Tenemos que saber qué pasó y encontrarla” señala Sabine.

Ante esta situación, amigos de Natacha y de sus padres han creado un grupo de apoyo "looking fo Natacha". También están organizando una marcha de solidaridad y esperanza en Bruselas el domingo 22 de mayo. Aquí en el país, amigos peruanos de Sabine y Erik han decidido organizar una marcha similar el mismo día, en Cabanaconde, Arequipa y Chivay.

Mientras no aparezcan Natacha y Kevin, las consignas son:

“ENCONTREMOS A NATACHA Y KEVIN”
“BÚSQUEDA E INVESTIGACIÓN DEBEN CONTINUAR”
“¿QUÉ PASÓ CON NATACHA?”
“NUNCA MÁS DESAPARECIDOS EN EL COLCA”






Escrito por

Herless Alvarez Bazán

Periodista de ciencia y política. Runner de caminos nuevos o no transitados


Publicado en

Herless Alvarez Bazán

Artículos, crónicas, relatos, reportajes desde el valle y el Cañón del Colca.